Raphael: “He salido victorioso por mi férrea voluntad de hacer las cosas bien”

Madrid (EFE).- Cuando Raphael vio cantar al intérprete y compositor español Pablo López por primera vez, pensó: “¿Me podría hacer una canción?”. Y cuando lo conoció en persona, ese pensamiento se transformó en: “Quiero que me hagas un disco entero y que se llame ‘Victoria'”.

Este viernes verá la luz el álbum que lleva ese título, una palabra que, según confiesa a EFE en una entrevista, ha gritado interiormente muchas veces desde aquel festival de Benidorm (España) de 1962 en el que, en lugar de irse de fiesta la noche antes a romperse la voz o a la playa al día siguiente, se quedó en su cuarto. Era mucho lo que se jugaba.

“¡La vida de sacrificio que he hecho en mi vida entera! He salido victorioso de muchas cosas por mi férrea voluntad de hacer las cosas bien. Divertirse es fácil, pero guardar las formas para estar bien cuando tienes que estarlo es más difícil”, reflexiona.

De todo eso trata “Victoria” (Universal Music), su enésimo álbum (hace tiempo que se perdió la cuenta del número que hace en su larga discografía): de los sacrificios, de las recompensas, en definitiva de ser Raphael en once canciones, diez de ellas hechas a medida por Pablo López, quien además ha ejercido de productor.

“He tenido conmigo a los mejores siempre. Manuel Alejandro fue un punto y aparte, igual que José Luis Perales, pero me faltaba esa persona con el lenguaje de hoy, joven pero ya no tanto y que nos entendiéramos”, aduce sobre qué le llevó a Pablo López.

El entendimiento, según Rafael Martos (Linares, 1943), fue fácil: “Somos dos personas diferentes con muchas cosas en común, como el amor a nuestras canciones, a nuestro modo de vida. Somos dos artistas puro y duro”.

La comprensión similar del oficio lleva a López a escribirle versos como los de “Por si acaso”, en los que muestra cómo aquel se rebeló contra quienes le decían: “No pretendas engañarte, no te sueñes diferente, no te fíes de la calle, de la gente, no recorras todo el mundo regalándoles tu suerte, no te atrevas a gastar el corazón”.

“El secreto del éxito de un artista es la entrega total”, afirma rotundo el veterano cantante español, uno de los más conocidos internacionalmente. ¿Y la vida personal, dónde queda?

“Esa tiene que ir por delante, pero marcándote el camino de estar con el público”, afirma, e insiste en esa idea en otro tema, “De tanta gente”, cuando proclama: “Yo sé que soy de tanta gente”.

A lo largo de los temas cuesta separar la aportación de uno y de otro. Así, Raphael alarga de repente frases al estilo de López, quien a su vez se sumerge por primera vez en un género como el del tango en un tema como “Mariposas”.

“Ha hecho una maravilla”, suscribe el cantante, que estuvo al tanto de todo el proceso (“Pero sin ser pesado, con un ‘hola, ¿cómo va?”, puntualiza) y que se “empeñó” en versionar un tema antiguo de López, “Lo saben mis zapatos”.

En mayo de 2023 Raphael cumplirá 80 años. “Haré algo más importante que una fiesta”, anticipa este músico que a día de hoy sigue cantando victoria. “Y de muchas clases, por ejemplo con uno de mis nietos, que está estudiando cine y para mí que siga la saga es una victoria enorme”, añade orgulloso.

En el ciclo ininterrumpido de actuaciones en que se ha convertido su vida, entre los días 24 y 27 de noviembre reinicia en Sevilla (sur de España) sus actuaciones bajo el ciclo del nuevo álbum. Después pasará por ciudades como Bilbao (norte), Granada (sur) o su acostumbrada parada navideña en Madrid, el 17 de diciembre.

Relacionados