6 medicamentos que no debería mezclar con café, según expertos

El café es una de las bebidas favoritas para comenzar el día con energía y buen humor. Sin embargo, a la hora de consumir ciertos medicamentos, su efecto puede alterarse y tener ciertas afectaciones en la salud.

Algunos beneficios

Según la Asociación Estadounidense del Corazón (AMA), el consumo moderado de café puede tener un efecto beneficioso en la salud cardíaca a largo plazo.

De acuerdo con los estudios realizados por esta institución, se ha observado que el consumo de al menos una taza de café al día puede estar asociado a una disminución del riesgo de insuficiencia cardíaca en aproximadamente un 12 por ciento por cada taza.

En el pasado, se sostenía la creencia de que el café podía ser perjudicial para la salud, llegando incluso a ser incluido en una lista de posibles carcinógenos por parte de la Organización Mundial de la Salud en 1991. Sin embargo, un cambio notable se produjo en 2016, cuando la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard exoneró al café de esta lista.

“La acumulación de investigaciones adicionales sugiere que el café, cuando se consume con moderación, puede considerarse una bebida saludable”, reveló la institución.

Además de sus supuestos poderes para aumentar la atención, un informe de Nescafé evidencia que al hacer estudios en personas deportistas y sedentarias, se observó que la cafeína no solo mejoraba su rendimiento físico sino que también se vinculaba con una disminución del dolor muscular.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria ha confirmado que consumir una cantidad de cafeína equivalente a la que se encuentra en una taza de café, es decir, aproximadamente 75 mg de cafeína, puede tener un efecto positivo en la atención.

Desventajas del café

En medio de la apreciación generalizada por el café y sus efectos estimulantes, surge una nueva advertencia sobre la interacción de esta popular bebida con ciertos medicamentos.

Investigadores liderados por el experto en endocrinología, Luigi Barrea, han concluido que consumir café en estrecha proximidad a la toma de medicamentos es una consideración importante para evitar posibles interacciones no deseadas.

“Los alimentos no modifican el efecto del café en el cuerpo, aunque sí lo hace esta bebida en lo que se refiere a la absorción de nutrientes”, expresó la licenciada en Nutrición, Mercedes Engemann.

A continuación, se detallan algunas categorías de medicamentos que requieren una atención especial cuando se combinan con el café.

Estos son los seis medicamentos que no debería mezclar con café

– Medicamentos destinados a controlar la presión arterial

La cafeína es conocida por elevar la frecuencia cardíaca y, por ende, puede impactar la presión arterial. “Mezclar el consumo de café con medicamentos destinados a controlar la presión arterial alta puede generar problemas, dado que estos fármacos buscan reducir la carga de trabajo del corazón al bombear sangre a todas las células del cuerpo”, explica el médico clínico Ramiro Heredia.

La investigación titulada ‘El efecto sobre las propiedades farmacocinéticas de los fármacos: una revisión’, explican que ingerir café mientras se toman medicamentos como la amlodipina (utilizada para tratar la hipertensión y enfermedades de las arterias coronarias) puede comprometer la eficacia de estos medicamentos.

– Antidepresivos, ansiolíticos y somníferos

La Licenciada Engemann advierte que medicamentos como las fenotiazinas o antidepresivos deben ser tomados con precaución alrededor del momento del consumo de café.

“Medicamentos como las fenotiazinas o antidepresivos deben tomarse aproximadamente una o dos horas antes o después del café porque los taninos presentes en dicha bebida no permiten que el organismo absorba completamente los químicos de las pastillas”, expresó Engemann.

Lo mismo ocurre con las medicaciones recetadas para la ansiedad y el insomnio. El farmacéutico Aldo Mietta explica que, en el caso de las personas con depresión fisiológica, estos medicamentos buscan bloquear la serotonina en las arterias para que se concentre allí. “Dado que la cafeína es un estimulante, provoca un desequilibrio y disminuye el efecto del medicamento”, enfatiza

– Problemas de tiroides

Aquellas personas con trastornos de la tiroides que toman medicamentos para equilibrar sus hormonas deben tener en cuenta una recomendación del National Health Service (NHS) del Reino Unido: tomar levotiroxina preferiblemente 30 minutos antes del desayuno o de una bebida con cafeína.

Esto se debe a que el café puede interferir con la absorción completa de la medicación, reduciendo su eficacia. Se ha llegado incluso a informar que el café puede reducir la absorción de medicamentos para la tiroides en más del 50 por ciento.

– Asma

Las personas que utilizan broncodilatadores como la aminofilina o teofilina para el asma deben ser conscientes de que el café puede desencadenar efectos secundarios, como dolores de cabeza, inquietud, molestias estomacales e irritabilidad. Además, el café puede reducir la absorción de estos medicamentos, lo que podría afectar su eficacia.

– Diabetes

Un estudio de la Asociación Estadounidense de Diabetes sugiere que el consumo de bebidas con cafeína puede elevar los niveles de insulina y azúcar en sangre.

Existe evidencia que indica que un mayor consumo de cafeína podría dificultar la regulación del azúcar en sangre y aumentar el riesgo de complicaciones relacionadas con la diabetes.

Aldo Mietta sostiene que esto se debe al estímulo que produce la cafeína en el organismo y a la reacción pancreática que se añade si uno endulza la bebida. “Esto ocurre en todos los tipos de diabetes, especialmente en aquellos que ingieren hipoglucemiantes y son insulinodependientes”, afirmó.

– Alergia y resfríos

La combinación de medicamentos para la alergia y el resfriado con el café puede aumentar síntomas como la inquietud y la incapacidad para dormir.

Según el sitio médico MedlinePlus, medicamentos como la fexofenadina (un antihistamínico) o componentes como el clorhidrato de pseudoefedrina (utilizado para aliviar la congestión nasal) no deben tomarse con café, ya que sobreestimulan el sistema nervioso central y aumentan los síntomas de inquietud, irritabilidad y alteraciones en el sueño.

Por último, la licenciada Engemann enfatizó que la cafeína también puede afectar la efectividad de medicamentos que requieren ayuno, estimulan el sistema nervioso, actúan como relajantes musculares o tienen efectos secundarios como náuseas y palpitaciones

Es importante recordar que siempre se recomienda consultar con un profesional de la salud antes de combinar cualquier medicamento con el consumo de café para evitar posibles interacciones perjudiciales.

Relacionados

Consejos para equilibrar tu vida social y tus metas de salud

Con el aumento de actividades sociales, es fácil dejarse...

Priorizando el bienestar: La importancia de cuidar la salud mental

La importancia de la salud mental es fundamental para...

Estrategias para un año más saludable

Con la llegada del nuevo año, muchas personas se...

Consejos dietéticos para el síndrome de colon irritable

El síndrome de colon irritable (SCI) es una condición...