Empresa neerlandesa quiere hacer nacer bebés en el espacio

Las colonias humanas fuera de la Tierra no serán viables sin reproducción en el espacio, asegura un emprendedor neerlandés, que trabaja para conseguir la fecundación y eventualmente el nacimiento de personas en un entorno de gravedad parcial.

“Si queremos tener colonias humanas (…) más allá de la Tierra y si queremos realmente que sean independientes, tenemos que enfrentar el reto de la reproducción”, estima Egbert Edelbroek, responsable de la pionera empresa Spaceborn United.

La humanidad debe “convertirse en una especie multiplanetaria”, asegura el empresario, convencido de que a lo largo de su vida verá nacer a un ser humano concebido en el espacio. Ante las dificultades de mantener relaciones sexuales en el espacio, empezando por la falta de gravedad que alejaría a la pareja, Spaceborn United trabaja en primer lugar en la concepción de un embrión.

Por motivos éticos, la empresa busca primero la reproducción de ratones antes de plantearse el envío de espermatozoides y óvulos humanos lejos de la Tierra. Para ello ha creado un disco que mezcla estas células.

Es como una “estación espacial para las células”, resume Aqeel Shamsul, consejero delegado de la sociedad británica Frontier Space Technologies, que colabora con Spaceborn en este proyecto.

El embrión se congelará criogénicamente para suspender su desarrollo y garantizar un regreso seguro en condiciones difíciles, con sacudidas y fuerzas gravitacionales.

Tienen previsto un lanzamiento con células de ratón para finales del próximo año. Habrá que esperar al menos “cinco o seis años” para el primer lanzamiento que busque producir un embrión humano, dice Edelbroek.

El plano ético

Pero eso solo sería un pequeño primer paso. Hará falta un paso de gigante en el plano ético antes de que un embrión así pueda ser reimplantado en un humano y que nazca un primer niño concebido en el espacio.

“Es un asunto delicado. Al final, exponemos células humanas vulnerables, embriones humanos, a los peligros del espacio (…) para los que los embriones no están concebidos”, reconoce Edelbroek.

La sensibilidad de estas cuestiones es uno de los motivos por los que la investigación sobre la reproducción espacial generalmente fue confiada a empresas privadas, más que a la NASA, explica el emprendedor.

Relacionados

Crisis invisible: El impacto silencioso de la contaminación en la salud

La contaminación ambiental se ha convertido en uno de...

¡Actívate! El poder del ejercicio para una vida en plenitud

En el mundo de hoy, donde nos pasamos horas...

¿Por qué el Pap es tu Escudo Secreto contra el Cáncer Cervical?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que...

Exotik Nat Baby Care llega a Guatemala para incursionar en el mercado del cuidado del bebé

EXTRACT S.A., reconocida como una empresa líder en la industria de aceites esenciales y cosméticos con ingredientes naturales en Guatemala, anuncia el lanzamiento de su última innovación: Exotik Nat Baby Care.