Estudio descubre que virus del Zika podría tratar el cáncer

Un nuevo estudio ha demostrado que la inoculación del virus del Zika en tumores de neuroblastoma en ratones puede reducir o incluso erradicar la lesión, según datos que publica la revista Cancer Research Communications, de la Asociación Estadounidense para la Investigación del Cáncer.

Los investigadores se preguntan ahora si este tratamiento podrá utilizarse en personas.

El neuroblastoma, un tipo de cáncer del tejido nervioso, es un cáncer infantil poco común que generalmente se desarrolla en el sistema nervioso simpático o las glándulas suprarrenales.

En Estados Unidos, cada año se diagnostican entre 700 y 800 casos, un 6% de los diagnósticos de cánceren niños. No obstante, el neuroblastoma de alto riesgo causa el 15% de las muertes por cáncer pediátrico.

Según publica el portal LiveScience, un nuevo estudio publicado el pasado 9 de enero arroja luz sobre la utilización del virus del Zika, vector transportado por mosquitos, para tratar células cancerígenas.

Concretamente, los investigadores utilizaron el Zika para tratar ratones a los que se habían implantado células de tumores de neuroblastoma humano.

Tras la inyección de ese virus, los tumores de estos ratones fueron prácticamente extirpados por completo y de forma inmediata, y los animales mostraron además una supervivencia prolongada.

“Más de la mitad de los pacientes con neuroblastoma de alto riesgo o no responden a la quimioterapia o a la radioterapia, o responden inicialmente, pero desarrollan recurrencia posteriormente”, dice la Dra. Tamarah Westmoreland, profesora asociada de Cirugía en Nemours Children’s, Orlando, EE. UU, y autora principal del estudio, en declaraciones recogidas por el medio El Mundo. Un hecho que, a su juicio, pone de manifiesto que estos pacientes “necesitan urgentemente nuevas opciones de tratamiento”.

Los virus como tratamiento contra el cáncer

El virus del Zika ha asolado a los seres humanos desde su detección en 1947, pero ahora los científicos están aprovechando su capacidad de dañar las células para luchar contra el cáncer.

“La diferencia fue asombrosa”, declaró a LiveScience Joseph Mazar, investigador científico del Hospital Infantil Nemours de Orlando (Florida, Estados Undos) y primer autor del estudio. “Conseguimos una eficacia del 80% al 90%. Los tumores fueron erradicados: una sola inyección, sin reaparición ni síntomas”, agregó.

No obstante, emplear virus como tratamiento contra el cáncer no es una idea nueva. Tal y como destaca LiveScience, desde el siglo XIX, algunos reportes han sugerido que la salud de algunos pacientes con cáncer mejoraba tras la infección con ciertos virus, como los de la gripe, la hepatitis, el sarampión o la viruela.

Debido a su capacidad para atacar y dañar las células cancerosas, estos virus recibieron el nombre de virus oncolíticos, según una revisión publicada en 2023 en la revista Biochimie.

Los primeros intentos de aprovechar estos virus fueron infructuosos, pero en la década de 1990, las nuevas técnicas de ingeniería genética y el ADN fabricado en laboratorio permitieron a los investigadores modificar los virus para hacerlos más específicos y seguros.

En la actualidad, sólo cuatro virus están aprobados como tratamientos específicos contra el cáncer; por ejemplo, un virus del herpes modificado para el glioma maligno está aprobado en Japón y otro virus del herpes modificado para el melanoma avanzado está aprobado en EE. UU. Mientras, hay más virus anticancerígenos en ensayos clínicos en curso.

“(El Zika) es único en el sentido de que es una tormenta perfecta. Lo que tienes es algo que tiene una especificidad increíble, pero para tipos específicos de células, y si no es ese tipo de célula, no hace prácticamente nada”, dijo Mazar. “No tenemos ninguna razón para creer que no lo haría en un tumor humano y en una persona humana”, añadió.

Aunque los investigadores observaron una gran producción viral dentro del tumor, hubo muy poca diseminación viral fuera de él, lo que implica que el virus del Zika podría ser una alternativa segura o una terapia adicional contra el cáncer en las personas, indican desde LiveScience.

¿Por qué el virus del Zika?

El neuroblastoma es un cáncer que se desarrolla a partir de células nerviosas no maduras y es uno de los cánceres más comúnmente diagnosticados en lactantes.

A pesar de los tratamientos intensivos, el neuroblastoma tiene una tasa de supervivencia muy baja.

La mayoría de los tratamientos actuales para tumores de alto riesgo, de mal pronóstico, tienen efectos secundarios graves.

Según indica LiveScience, el virus del Zika detiene el crecimiento cerebral de los fetos en desarrollo y ataca a las células nerviosas inmaduras.

Esto llevó a los investigadores a determinar si podían utilizar este virus para tratar el neuroblastoma.

En el estudio, los investigadores tomaron células de neuroblastoma de alto riesgo de pacientes humanos en los que habían fracasado tratamientos anteriores y las implantaron en ratones que desarrollaron tumores en los flancos traseros.

A continuación, inyectaron directamente en los tumores un virus Zika no modificado.

Esto erradicó los tumores de forma sistemática, sin evidencia de reaparición.

La mayoría de las infecciones por Zika son leves o no causan síntomas, y los ratones no experimentaron efectos secundarios significativos tras el tratamiento.

“Lo que vemos es que, cuando lo administramos, los tumores desaparecen por completo y el tejido circundante es totalmente normal”, afirma Mazar.

“Con terapias muy intensivas, [los niños] han sufrido mucho en su cuerpo”, dijo Westmoreland a LiveScience. “El virus del Zika puede intervenir y servir como terapia puente en el momento de la radiación o la cirugía… y puede limpiar [lo que queda de] el neuroblastoma de alto riesgo”, añade.

Relacionados

Descubren 95 regiones del genoma vinculadas al trastorno del estrés postraumático

Un estudio genético con más de 1,2 millones de personas ha permitido localizar 95 loci (regiones genómicas) asociadas al riesgo de sufrir trastorno del estrés postraumático (TEPT), una información que ayudará a averiguar por qué sólo cerca del 6% de los que padecen un trauma desarrollan después este trastorno.

Hallan una posible vía para remediar el daño al corazón de la medicación contra el cáncer

Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) han descubierto el mecanismo por el que un medicamento ampliamente usado contra el cáncer (las antraciclinas) daña el corazón de los pacientes que lo reciben, y han propuesto una terapia potencial para tratarlo.

Crean ‘goldeno’, láminas de oro de un solo átomo de grosor con propiedades extraordinarias

Un equipo de científicos ha conseguido por primera vez crear láminas de oro de un átomo de grosor, dando así a este metal nuevas propiedades con múltiples aplicaciones como producir hidrógeno o fabricar productos químicos de valor añadido. Es el 'goldeno'.

Estudio revela que el ciclo menstrual está sincronizado con los ritmos circadianos internos

Un equipo científico ha arrojado luz sobre uno de los misterios del cuerpo femenino: el ciclo menstrual.

Los secretos detrás de nuestros sabores: Científicos revelan cómo percibimos el sabor amargo

Estudio nos proporciona una visión más profunda de cómo percibimos el sabor amargo y abre nuevas posibilidades en la búsqueda de tratamientos para enfermedades relacionadas con el metabolismo.