Estudio en ‘The Lancet Psychiatry’ revela la frecuencia de síntomas de rebote al interrumpir tratamiento con antidepresivos

La interrupción de tratamientos con antidepresivos puede desencadenar una serie de síntomas de abstinencia, como mareos, dolor de cabeza, náuseas, insomnio e irritabilidad, según un estudio publicado en The Lancet Psychiatry.

Esta revisión sistemática y metanálisis revela que aproximadamente el 15% de los pacientes que suspenden antidepresivos experimentan estos síntomas, lo que representa a una de cada seis personas.

El estudio, liderado por Jonathan Henssler y Christopher Baethge, examinó datos de más de 20.000 pacientes recopilados de 79 ensayos controlados aleatorios y estudios observacionales. Los resultados destacan la necesidad de una comprensión más profunda de los efectos de la interrupción de antidepresivos, un fenómeno que puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de los pacientes.

Eduard Vieta, jefe de Servicio de Psiquiatría y Psicología del Hospital Clínic, destaca la importancia de este estudio para comprender la prevalencia y gravedad de los síntomas de abstinencia asociados con la suspensión de antidepresivos. Vieta señala que este fenómeno es real y ocurre con cierta frecuencia, lo que subraya la necesidad de una mayor atención a la hora de discontinuar estos tratamientos.

El análisis también encontró que aproximadamente el 3% de los pacientes experimentaron síntomas de abstinencia graves que los llevaron a abandonar un estudio o reiniciar el tratamiento con antidepresivos. Alberto Ortiz Lobo, psiquiatra del Hospital de Día Carlos III – Hospital Universitario La Paz (Madrid), enfatiza la importancia de reconocer los efectos adversos asociados con la suspensión de antidepresivos y aboga por un enfoque más cauteloso en la prescripción de estos medicamentos.

Por su parte, Diego Hidalgo, psiquiatra e investigador en el Hospital Clínic de Barcelona, subraya la necesidad de distinguir entre el síndrome de abstinencia y la reaparición de los síntomas del trastorno subyacente al suspender antidepresivos. Hidalgo enfatiza la importancia de una terminología precisa para describir este fenómeno, señalando que el término “síntomas de discontinuación” utilizado en el estudio podría no reflejar completamente la naturaleza del problema.

El estudio destaca que la elección de dejar de tomar antidepresivos puede ser una decisión importante para algunos pacientes, pero es fundamental que tanto los médicos como los pacientes comprendan los posibles riesgos asociados con esta decisión. La investigación proporciona una visión detallada de la probabilidad de experimentar síntomas de abstinencia y destaca la necesidad de una atención cuidadosa al suspender estos medicamentos.

Relacionados

Vitamina B12: El aliado contra el cansancio físico y mental

En la vida cotidiana, es común experimentar cansancio físico...

Vitaminas clave y hábitos saludables: Aliados en la lucha contra las varices

Las varices, venas dilatadas y retorcidas que se forman...