Estudio explica orígenes y ventajas de la masturbación

Los primates se masturban desde hace al menos 40 millones de años: investigadores reconstruyeron los orígenes evolutivos de la masturbación en los primates y descubrieron que se trata de un rasgo ancestral.

La masturbación es común en el reino animal y especialmente frecuente entre los primates. Un nuevo estudio de investigadores británicos apunta a que esta práctica, al menos en los machos, parece servir a un propósito evolutivo.

Históricamente, la masturbación se consideraba como un comportamiento patológico o un subproducto de la excitación sexual, y las observaciones registradas eran demasiado fragmentarias para comprender su distribución, historia evolutiva o significado adaptativo, indica el estudio que publica Proceedings of The Royal Society B.

Masturbación: éxito reproductivo

El trabajo señala que la masturbación es un rasgo antiguo en los primates y que –al menos en los machos– aumenta el éxito reproductivo y ayuda a evitar contraer infecciones de transmisión sexual (ITS), según un comunicado del University College de Londres que encabeza el estudio.

El equipo recopiló información de casi 400 fuentes, entre ellas artículos académicos, cuestionarios y comunicaciones de primatólogos y cuidadores de zoológicos, para poder rastrear la distribución del comportamiento autosexual entre los primates y comprender cuándo y por qué evolucionó tanto en hembras como en machos.

A continuación, el equipo utilizó un modelo informático para calcular cuánto tiempo llevaba este comportamiento formando parte del repertorio de los primates. Según sus conclusiones, es probable que los primates se hayan masturbado durante decenas de millones de años.

“Sabemos que, entre los primates, el antepasado de todos los monos y simios después de la separación de los tarseros probablemente se masturbaba, lo que significa que estaba presente hace unos 40 millones de años”, dijo la autora principal del estudio, Matilda Brindle a Live Science.

Para entender por qué la evolución produciría este rasgo aparentemente no funcional, el equipo planteó varias hipótesis, relata la universidad.

“Hipótesis de la selección postcopulatoria”

La “hipótesis de la selección postcopulatoria” propone que la masturbación contribuye al éxito de la fecundación, lo que puede lograrse de varias maneras.

En primer lugar, la masturbación sin eyaculación puede aumentar la excitación antes del acto sexual y ser una táctica especialmente útil para los machos de bajo rango susceptibles de ser interrumpidos durante la cópula, al ayudarles a eyacular más rápidamente.

Por su parte, la masturbación con eyaculación permite a los machos deshacerse del semen de calidad inferior, dejando esperma fresco y de alta calidad disponible para el apareamiento, que tiene más probabilidades de superar al de otros machos.

Los investigadores corroboraron estas hipótesis demostrando que la masturbación masculina ha coevolucionado con sistemas de apareamiento múltiple en los que la competencia entre machos es elevada.

“Evitación de patógenos”

Otra hipótesis planteada por el equipo para entender el origen de la masturbación es la “evitación de patógenos”, la cual propone que la masculina reduce la posibilidad de contraer una ITS tras la cópula, al limpiar el eyaculado la uretra.

El equipo también encontró pruebas en apoyo de esta hipótesis, demostrando que la masturbación masculina coevolucionó con una alta carga de ITS en el árbol de la vida de los primates, agrega el comunicado.

Masturbación femenina

La importancia de la masturbación femenina sigue estando menos clara, pues aunque es frecuente hay menos informes que la describan, lo que disminuye el poder analítico de las estadísticas.

El equipo sostiene que se necesitan más datos sobre el comportamiento sexual femenino para comprender mejor el papel evolutivo de la masturbación femenina.

Estos resultados, según Brindle, “ayudan a arrojar luz sobre un comportamiento sexual muy común, pero poco comprendido, y representan un avance significativo en nuestra comprensión de las funciones de la masturbación”.

Que el comportamiento “autosexual pueda cumplir una función adaptativa, sea ubicuo en todo el orden de los primates y lo practiquen miembros de ambos sexos en cautividad y en libertad, demuestra que la masturbación forma parte de un repertorio de comportamientos sexuales saludable”.

Relacionados

Crisis invisible: El impacto silencioso de la contaminación en la salud

La contaminación ambiental se ha convertido en uno de...

¡Actívate! El poder del ejercicio para una vida en plenitud

En el mundo de hoy, donde nos pasamos horas...

¿Por qué el Pap es tu Escudo Secreto contra el Cáncer Cervical?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que...

Exotik Nat Baby Care llega a Guatemala para incursionar en el mercado del cuidado del bebé

EXTRACT S.A., reconocida como una empresa líder en la industria de aceites esenciales y cosméticos con ingredientes naturales en Guatemala, anuncia el lanzamiento de su última innovación: Exotik Nat Baby Care.