Hombre con parálisis se comunica gracias a implante cerebral

“Espero que esto mejore la vida de otras personas”, dice Rodney Gorham sobre el implante cerebral que ya cambió su propia existencia, en un mensaje que ha escrito en una pantalla seleccionando las letras con los ojos y haciendo clic en las palabras con el pensamiento.

Hace unos años, este australiano de 63 años recibió un diagnóstico irremediable: padece la enfermedad de Charcot, una enfermedad neurodegenerativa que provoca una parálisis progresiva de los músculos respiratorios, tronco, brazos y piernas.

La enfermedad no lo matará directamente, apunta su esposa, Carolyn Gorham, porque padece una forma extremadamente rara de la patología. “Así que puede vivir otros 20 años. Su cerebro funciona bien, pero ni siquiera puede rascarse la nariz”.

Implante cerebral milimétrico

Gracias al “stentrode”, un implante cerebral que la empresa estadounidense Synchron lleva dos años probando con pacientes, Rodney Gorham espera poder seguir por mucho tiempo consultando Internet, viendo videos, enviando mensajes o incluso utilizando videojuegos.

Sin esta tecnología de punta, la vida de este exvendedor aficionado a los vehículos deportivos y los viajes “sería un infierno en la tierra. Pura y simple tortura”, resume su mujer.

El stentrode es un dispositivo de ocho milímetros de diámetro que se inserta en el cerebro a través de la vena yugular para detectar actividad neuronal.

Está conectado a una pequeña caja, que hace las veces de receptor y transmisor, ubicada debajo de la piel, a la altura del pecho. Por ahora, otra caja está pegada a su piel, junto con un pequeño servidor.

Faltan ensayos y tecnología

Synchron aspira a obtener el acuerdo de las autoridades sanitarias el próximo año para comercializar el producto final, sin cables ni dispositivos externos.

Los ensayos clínicos han sido concluyentes pero falta aún, entre otras cosas, establecer un lenguaje universal de comandos informáticos para el pensamiento.

Para hacer clic, “los pacientes tienen que pensar en mover una parte de su cuerpo, como patear una pelota o cerrar el puño (…) Pero para los mismos movimientos, todos movilizan su cerebro de manera un poco diferente”, explica Tom Oxley, el fundador de Synchron.

“El desafío que se nos presenta actualmente es estandarizar un sistema que funcione para millones de personas, no solo para un paciente”, agrega desde su oficina de Nueva York.

Relacionados

Los beneficios del ayuno para la salud que van más allá de la pérdida de peso

Hallazgos recientes sugieren que el ayuno, aunque ancestral, puede tener beneficios para la salud que van más allá de la pérdida de peso.

Estudio revela que los bebés utilizan el sistema inmunitario de forma diferente, pero eficaz

El sistema inmunitario de los recién nacidos difiere significativamente...

Científicos mexicanos crean tecnología que mejora la detección temprana de daño renal

Científicos mexicanos desarrollaron una tecnología que ayuda a mejorar el control de la glucosa y a detectar de manera temprana el daño renal.

Desarrollan un método que identifica la depresión en las palabras escritas

Un método desarrollado por investigadores españoles permite identificar de forma precoz los síntomas de depresión analizando las palabras escritas en un texto.

Escaneo de iris a cambio de monedas digitales: Las potenciales violaciones a la intimidad con esta práctica

Expertos han puesto sobre la mesa las posibles violaciones a la intimidad asociadas al escaneo del iris.