El ‘Biohacking’ ayuda a tu organismo a vivir más y mejor

No es ciencia ficción. Tampoco se trata de, asumiendo las teorías conspiratorias más locas de los negacionistas, meternos un ‘chip’ para alterar nuestra genética de serie convirtiéndonos en una especie de androides teledirigidos por las élites.

La gran revolución que propone la versión más casera del ‘biohacking’, que cuenta con adeptos como el millonario Richard Branson o el supercoach y escritor Tony Robbins, consiste en algo tan (aparentemente) sencillo como introducir en nuestro estilo de vida los cambios necesarios para vivir más y, sobre todo, mejor.

Se trata, en definitiva, de “‘hackear’ nuestro organismo, modificando las cosas que nos ayudarán a optimizar nuestros recursos en todas las facetas de nuestra vida”, explica Isaac García, mánager del área fitness & salud de Puente Romano Resort (Marbella) y fundador de IG Deporte y Salud (Écija, Sevilla).

Ex deportista de élite durante más de dos décadas, licenciado en Ciencias de Actividad Física y el Deporte, osteópata, kinesiólogo y especialista en Nutrición, antes de entrar en materia, García nos propone un ejercicio de reflexión: “Si miramos a nuestro alrededor, nos daremos cuenta del extraordinario desequilibrio que nos domina desde mucho antes de que el coronavirus irrumpiera en nuestras vidas, poniéndolo todo patas arriba. Obesidad, sedentarismo, estrés, insomnio, ansiedad… Todos los grandes males que afectan a la humanidad no han hecho sino empeorar debido a la pandemia pero ya estaban ahí mucho antes, minando nuestra joya más preciada: nuestra salud”.

Para frenar esta espiral de autodestrucción masiva no hay más vacuna que mantener, diariamente, “una rutina física, emocional y nutricional adecuada”.

A diario, nos recuerda, el cuerpo humano recibe “millones de datos que tiene que procesar y clasificar para dar las respuestas correctas”.

El problema llega cuando “colapsamos y debemos enfocarnos en recuperar el equilibrio con el mínimo gasto de energía para no perjudicar nuestra salud”.

Llegado ese momento, ¿cómo podemos ‘piratear’ nuestro ‘sistema operativo’ para introducir todas esas ‘actualizaciones’ que nos insuflarán nuevos bríos? “Si tomamos como ejemplo un ordenador o un teléfono móvil y lo comparamos con nuestro organismo, sería como instalar datos, aplicaciones o funciones de salud y desactivar o eliminar funciones, virus, etc que generan interferencias”.

Dicho así, seamos sinceros, la misión no parece sencilla pero, al trasladarla a un plano más cotidiano, la cosa se simplifica.

“El primero paso es saber de dónde partimos, averiguar cómo estamos a nivel físico, mental y emocional, para trazar una hoja de ruta que nos lleve hasta el lugar en el que queremos estar”.

A partir de ahí, implementaríamos el ‘biohacking’ en facetas tan básicas de nuestra vida como “la actividad física, la nutrición y el descanso” mediante la utilización de herramientas como “unos entrenamientos sensatos y bien planificados, la búsqueda de la paz interior a través de la meditación o una dieta limpia de azúcar, procesados, etc”.

También gracias a “terapias como la kinesiología, la osteopatía o la acupuntura, la hipnosis, psych-k, pnit, la estimulación magnética transcraneal, la biorresonancia, las cámaras hiperbáricas, los baños de agua helada, la activación energética con imanes, la eliminación de campos magnéticos (wifi, móvil, antenas, meridianos del planeta), biochips, etc”.

Hasta aquí todo correcto, pero… ¿cómo trasladamos la teoría a la práctica? ¿Cómo podemos aplicar el ‘biohacking’ en nuestra actividad física? Isaac García nos da la claves: “Lo primero que hay que hacer es acudir a un especialista (médico deportivo, osteópata, kinesiólogo, etc) para realizar un control de todas las funciones implicadas en el movimiento mediante estudios físicos (pulso, test de estrés, Vo2 max, ácido láctico, etc.), test de ‘biofeedback’ (músculos, articulaciones, movilidad y órganos con kinesiología), etc”.

Detectadas las posibles disfunciones, el paso siguiente sería acudir a un entrenador que diseñe “una rutina a medida con el objetivo de recuperar el equilibrio”.

Pero, seamos más concretos. ¿Cómo debemos entrenar para sentirnos cada vez mejor, especialmente, una vez rebasada ‘una cierta edad’? Pues, curiosamente, al contrario de lo que se solía decir y estamos habituados a hacer.

“A partir de los 40, el objetivo, más que nunca, es enfocar la actividad física hacia la salud. Lo más importante es ‘no estropear’ nuestro cuerpo con ejercicios aeróbicos de alta intensidad con los que fatiguemos nuestro organismo por encima de nuestras posibilidades. Aunque nos ilusione pensarlo, deberíamos de recordar que no somos deportistas de élite”.

Isaac García indice en la importancia de que la fuerza nos acompañe, especialmente, en nuestra madurez.

“Es fundamental realizar ejercicios de fuerza guiados por un profesional porque está más que comprobado científicamente que este tipo de rutinas son las más beneficiosas y las que producen menos lesiones”.

Es decir, el secreto estaría en “combinar sesiones de fuerza con rutinas aeróbicas de intensidad moderada (de entre 45 minutos y una hora de duración) o hiit (entrenamientos interválicos de alta intensidad) con los que, en apenas 20 minutos, van a conseguir la misma activación que una hora de aeróbico sin el mismo grado de impacto, ni ‘oxidación'”.

Otra opción recomendable sería “hacer ejercicios de movilidad y activación neurológica en máximo acortamiento muscular para terminar con una sesión de meditación”.

A lo anteriormente citado, habría que añadir “yoga o pilates para mejorar la movilidad, el equilibrio y la flexiblidad”.

El mánager del área fitness & salud de Puente Romano Resort incide en la importancia de tomar conciencia de nuestra respiración. “Durante los entrenamientos, podemos llevar a cabo respiraciones conscientes para generar hipoxias que ayuden a mejorar nuestra capacidad de oxigenar el cerebro. Por ejemplo, realizando series inspirando de dos segundos, aguantando cuatro y soltando en ocho”.

ALIMENTACIÓN, HIDRATACIÓN Y DESCANSO

Hasta aquí la actividad física pero, ¿cuáles son nuestras armas de ‘hackeo” más allá del gimnasio? García las enumera:

  1. “Es recomendable llevar una nutrición basada en el consumo de pescado bajo en metales pesados (como mercurio o cadmio), carnes rojas (10% por semana), frutas y verduras. También es fundamental realizar pruebas de intolerancia para detectar y eliminar los alimentos nocivos para nuestro organismo; realizar ayunos para desintoxicar dos o tres veces al año; y cocinar con sartenes o cazuelas sin tóxicos o metales pesados”.
  2. “El descanso es vital. Deberíamos dormir entre seis y siete horas durante la noche y echarnos una pequeña siesta, de entre 15-30 minutos, a mitad del día”.
  3. “El consumo de cafeína (sin pasarnos) nos aporta energía y estimula el sistema nervioso central”.
  4. “Es esencial llevar una correcta hidratación, beber un mínimo de dos litros al día de agua”.
  5. “Veinte minutos de meditación al día nos ayudará a conectarnos con nuestro cuerpo y con nuestra mente”.
  6. “El contacto con la naturaleza es vital. Caminar descalzos sobre la arena o bañarnos en el mar son dos terapias maravillosas para energizarse”.
  7. “Realizar actividades que nos hagan sentir bien y sonreír nos ayudarán a generar esa medicina natural llamada dopamina”.
  8. “La suplementación nos ayudará a mejorar el funcionamiento del sistema inmune, órganos, sistema nervioso, etc”.

Relacionados

Los beneficios del ayuno para la salud que van más allá de la pérdida de peso

Hallazgos recientes sugieren que el ayuno, aunque ancestral, puede tener beneficios para la salud que van más allá de la pérdida de peso.

Estudio revela que los bebés utilizan el sistema inmunitario de forma diferente, pero eficaz

El sistema inmunitario de los recién nacidos difiere significativamente...

Científicos mexicanos crean tecnología que mejora la detección temprana de daño renal

Científicos mexicanos desarrollaron una tecnología que ayuda a mejorar el control de la glucosa y a detectar de manera temprana el daño renal.

Desarrollan un método que identifica la depresión en las palabras escritas

Un método desarrollado por investigadores españoles permite identificar de forma precoz los síntomas de depresión analizando las palabras escritas en un texto.

Escaneo de iris a cambio de monedas digitales: Las potenciales violaciones a la intimidad con esta práctica

Expertos han puesto sobre la mesa las posibles violaciones a la intimidad asociadas al escaneo del iris.