¿Tu perro lame tu cara? Esto podría enfermarte y dañar tu salud

El perro es la mascota que acompañan en el día a día a muchos, y que agradecen todos los cuidados con un par de lengüetazos. Pero, ¿sabías que estos “besos” pueden afectar tu salud?

Una doctora y académica de Harvard reveló que, aunque las probabilidades de enfermarse por un lamido de perro son bajas, las infecciones que puede transmitir son subestimadas, pues es muy común que las personas no sepan reconocer los síntomas y lo atribuyan a otras causas que no sean sus peludos amigos.

La doctora e instructora de Medicina en la Universidad de Harvard, Trisha Pasricha, aseguró que “todos los perros van a ser perros”: “Es decir, de vez en cuando masticarán caca junto a la acera, lamerán sus partes inferiores varias veces al día o traerán alguna que otra criatura muerta. Esa es la misma boca con la que tendrás contacto”.

En esta línea, informó que en la literatura médica se han estudiado infecciones bacterianas graves por los lamidos del perro, como el Capnocytophaga canimorsus, un patógeno raro pero potencialmente mortal, en especial para los ancianos, quienes consumen mucho alcohol o las personas inmunodeprimidas.

Y aunque suena aterrador, la especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Johns Hopkins, Sonya Krishnan, recordó que se trata de un riesgo extremadamente raro, comparable a ser alcanzado por un rayo.

Sin embargo, existen otras infecciones que se suelen transmitir por los lamidos de perros y cuyos síntomas suelen ser similares a los de la gripe y resolverse por sí solos.

De esta manera, la experta en Harvard hizo un llamado a que los dueños de las mascotas las cuiden como “una extensión de su propia salud”. Es importante analizar las heces del perro con regularidad, desparasitarlo mensualmente, estar al día con las vacunas y familiarizarlo desde pequeño con el cepillado de dientes con pasta dental canina.

“Tu piel proporciona una fuerte barrera para que las bacterias entren y causen infecciones, por lo que hay poco riesgo de infección si un perro te lame la piel”, dijo Krishnan. Sin embargo, se debe mantener a los perros alejados de heridas abiertas y, en lo posible, evitar que su saliva llegue a las membranas mucosas como la boca, nariz u ojos.

La doctora Pasricha además advirtió que ser lamido por un perro callejero o desconocido aumenta los riesgos, pues no se conoce el historial de ese perro e, incluso, se corre el peligro de ser mordido.

Relacionados

Vitamina B12: El aliado contra el cansancio físico y mental

En la vida cotidiana, es común experimentar cansancio físico...

Vitaminas clave y hábitos saludables: Aliados en la lucha contra las varices

Las varices, venas dilatadas y retorcidas que se forman...